La duquesa de Medinaceli reaparece en la hípica ajena al escándalo de su primo Luis Medina

La duquesa de Medinaceli reaparece en la hípica ajena al escándalo de su primo Luis Medina

Victoria de Hohenlohe, prima del hijo de Naty Abascal imputado en el caso de las mascarillas, ha estado en un concurso hípico junto a la infanta Elena.

Es uno de los miembros de la aristocracia más desconocidos, aunque las últimas noticias que afectan a su primo, Luis Medina (41 años), y a la herencia que ambos comparten hace que la Casa Medinaceli, de la que es jefa, esté de máxima actualidad. Victoria de Hohenlohe (25), duquesa de Medinaceli, ha reaparecido en el concurso hípico Flor de Lis Horse Trials en Colmenar Viejo (Madrid), según informa la revista ¡HOLA!, ajena a la polémica y tratando de pasar inadvertida como es su costumbre. 

Reside en Madrid y pese a ser la noble con más títulos de Europa (acumula hasta 44 títulos nobiliarios) lleva una vida discreta alejada de los medios y son muy escasas sus apariciones públicas. En esta ocasión se dejó ver con la infanta Elena (58) en una de las pruebas del certamen y aprovechó para pasar unos días en la casa familiar de Teresa de Borbón y Borbón, princesa de las Dos Sicilias y marquesa de Laserna.

Acompañada de su perrito, disfrutó de su gran pasión por los caballos, tranquila y relajada pese a los últimos acontecimientos que afectan a su familia y que tienen que ver con la batalla legal por la herencia familiar que ella y sus primos disputan desde hace unos años y por el escándalo de Luis Medina que también afecta a ese legado.

El hijo de Naty Abascal (79), imputado en el caso de las mascarillas por un presunto delito de estafa al Ayuntamiento de Madrid, ha utilizado la herencia de su abuela, María Eugenia Fernández de Córdoba, para hacer frente a la fianza de 900.000 euros que le impuso e juez. En un principio se pensó que no se le admitiría debido al conflicto legal que él mismo y los otros tres nietos de la fallecida mantienen con su tío, el duque de Segorbe, por el reparto de los bienes y títulos.

Los problemas legales se remontan al año 2013 aunque no fue hasta 2021 cuando se destaparon públicamente. El problema reside en que Ignacio Medina (75), hijo de la fallecida duquesa de Medinaceli, decidió a su muerte que todo el patrimonio se gestionara a través de la Fundación Casa Ducal de Medinaceli, dejando fuera del reparto al resto de los herederos legales, entre los que se encuentra Victoria y los hermanos Medina.

El legado que se disputa es imponente, pues incluye castillos, fortalezas y palacios como el de Oca, en Pontevedra, o la Casa de Pilatos, en Sevilla. Finalmente, en diciembre de 2021 el juzgado dictaba sentencia dando la razón a los demandantes y estableciendo además que la parte de la herencia de su abuela que les corresponde es aún mayor de lo que se había fijado inicialmente y añadía un cuantioso porcentaje de mejora. La Audiencia Provincial estudia el recurso presentado a este dictamen or a Fundación Casa Ducal de Medinaceli.

Y mientras todo esto se resuelve, Victoria de Hohenlohe, que heredó el título de duquesa de Medicaneli en 2016 cuando tenía 19 años tras la muerte de su padre, Marco de Hohenlohe, sobrelleva este conflicto legal mientras sigue con su vida totalmente alejada al boato de la aristocracia. La duquesa ha estudiado en Madrid, Shanghai y Londres y actualmente trabaja en Attalea Partners, una consultoría estratégica y financiera. Es una apasionada de los caballo, el arte y la historia y viaja con asiduidad a Alemania donde reside su madre Sandra Schmidt-Polex.

Fuente: elespanol.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.